miércoles, 8 de julio de 2020

GRACIAS FAMILIAS

Gracias familias por toda vuestra involucración en este proceso que hemos vivido.
Está claro que os habéis esforzado al máximo y los niños y niñas se lo han pasado en grande.
Os dejamos este pequeño recopilatorio de vuestras aportaciones.


lunes, 29 de junio de 2020

ARENA MÁGICA

La arena mágica es un recurso ilimitado que ofrece infinidad de posibilidades de juego. Además de desarrollar la creatividad de los más pequeños, favorece tanto el desarrollo de su motricidad fina, debido a la manipulación y exploración, como el desarrollo de su motricidad gruesa dejándoles moverse libremente.

Con esta propuesta podemos tener siempre a mano una arena que no se seca y se conserva fácilmente. Los beneficios son innumerables.... A jugar!

EDAD: A partir de los 18 meses

OBJETIVOS:
  • Estimular la creatividad e imaginación.
  • Fomentar la coordinación viso-manual y la motricidad fina.
  • Favorecer la relajación al sentir la textura de la arena en sus manos.
  • Aumentar el nivel de concentración

INGREDIENTES:
  • Harina.
  • Aceite vegetal o aceite para bebés.
  • Colorantes alimentarios en polvo o a base de aceite (opcional).

CÓMO HACER ARENA MÁGICA CASERA:

Para elaborar la arena mágica se pueden usar dos medidas de harina por 1/4 de medida de aceite vegetal tipo girasol u oliva o aceite de bebé.


Solo hay que colocar los dos ingredientes en un recipiente y mezclar con las manos hasta que el aceite se distribuya bien en toda la harina. No importa el tamaño de vuestra taza, lo importante es respetar las proporciones. Si observamos que la mezcla queda seca y no se compacta, se agregará un poco más de aceite. Si queda muy mojada, se añadirá un poco más de harina.


Para dar color (que no es necesario, pueden experimentar también sin el colorante) hay dos opciones: si se emplea colorante en polvo, se mezcla con la harina antes de agregar el aceite. Si se usa colorante a base de aceite, se mezcla en el aceite antes de incorporarlo a la harina.

Para jugar es conveniente utilizar una caja o recipiente grande para que la arena mágica no termine desparramada por toda la casa. Además de la arena los niños y niñas pueden usar vasos, moldes de playa, cucharas, todo lo que se os ocurra que puede servir para modelar, mezclar, etc. Y lo mejor de todo es que dura varios días para que pueda reutilizarse.


viernes, 26 de junio de 2020

EL LOBO

El juego del lobo y la importancia que tiene jugarlo con placer

El juego del lobo es un juego infantil típico que empieza a aparecer entre los 2-3 años y se va desarrollando según son más mayores.

Este juego tiene importancia por varios motivos:
  • Está relacionado con la oralidad (la tensión que produce la dentición, alimentación, morder-besar…) donde los niños y niñas se encuentran de forma muy intensa con juegos de fantasía y emoción.
  • Tiene función reaseguradora (mecanismo para imaginar al otro en su ausencia y así revivir aspectos placenteros) hace que los niños y niñas vayan descubriendo e incorporando recursos que les van a permitir reasegurarse por medio del juego.
  • Son juegos con gran ambivalencia: Nos hablan de la necesidad del niño de acercarse y alejarse del adulto (quiero ser yo sin ti, pero te quiero o necesito, te quiero cerca y después te quiero lejos, te alejo y te acerco, etc.) lo que nos habla de la historia de relación del niño/a que tenemos delante.

Es en la sala de psicomotricidad donde primeramente vemos que aparecen estos juegos, los niños y niñas que se esconden, hacen refugios o corren escapando de algo o alguien por la sala para que no les pillen siempre acompañado de risas, carcajadas o gritos. Si el juego ha evolucionado correctamente unos hacen de lobo (poniendo las manos como garras, enseñando los dientes y aullando) y otros son perseguidos (corren por la sala y probablemente busquen refugios, si lo consiguen ya pueden retar al lobo porque están seguros).


Ser atrapado sin serlo realmente es lo que hace disfrutar al niño y la niña. Además, adquieren confianza en sí mismos, si son atrapados consiguen escapar del lobo alardeando de su triunfo. Hay muchísima emoción, placer y al mismo tiempo también hay miedo.      


Otros, aún no están preparados para disfrutar de este juego, por lo que es muy importante acompañar ese momento no tan placentero dándole tranquilidad y seguridad. Su miedo es real y puede paralizarlo si todavía no tienen recursos de simbolización suficientes y no viven ese miedo con placer, por lo que como adultos debemos poner palabras a su emoción para hacerles sentir seguros y que puedan superarlo. Podríamos describir la figura temida (lobo) o hacerles algunas preguntas relacionadas con cómo es para que sean capaces de representarlo en sus cabezas y por tanto así atenuar su miedo.


Desde la sala de psicomotricidad podremos acompañar este juego para que evolucione, proporcionándoles espacios y materiales seguros para que puedan vivirlo y superarlo. Cuando este juego evoluciona con placer nos indica la maduración psicológica de los/as niños/as.



Es importante comprender que jugar a identificarse con el objeto temido es una parte importante del desarrollo de los niños y niñas, sin perder de vista la expresividad motriz de cada uno para ajustarnos a su necesidad individual. Estos juegos les permiten entender sus miedos representados a través de malvados de cuentos (lobos, brujas, ogros, cocodrilo) por lo que es fundamental que el protagonista acabe venciendo al villano, ya que si acaba con “el miedo” no volverá.


      

jueves, 25 de junio de 2020

CON LOCURA

Un bonito cuento sobre la AMISTAD y la importancia de pensar en el otro, incluso por encima de nosotros mismos.

“Yo... ¡te quiero mucho! ¿Y tú a mi?”



miércoles, 24 de junio de 2020

PEEK A BOO (CUCU-TRÁS)


Peek-a-boo (Cucu- trás) es uno de los primeros juegos que hacemos con nuestros bebés en las sesiones de inglés. Este libro interactivo, permite que el niño o la niña descubra cada uno de los animales que se esconde tras sus páginas a la vez que va familiarizándose con el idioma. Para ello, hemos adaptado este cuento, que utilizamos en la Escuela, en inglés. (La versión en español la tenéis aquí: https://eilapatriachica.blogspot.com/2020/05/cuento-cucu-tras.html)

En cada una de sus páginas aparece una ilustración de un animal que se tapa la cara y pregunta al niño Who am I? (¿Quién soy?), de manera que van identificando los animales en inglés.

Edad: 0 a 3 años

Objetivos:

  • Identificar la imagen con la palabra escuchada.
  • Escuchar y disfrutar  con interés el cuento en inglés.

Aquí os enseñamos cómo lo contamos las teachers de La Patria Chica 


Peek-a-boo… I see you!

SONAJEROS MORDEDORES

partir del nacimiento los niños utilizan sus sentidos para conocer el mundo que les rodea. Y en sus primeros meses la boca es su principal medio de exploración, mediante esta vía perciben temperaturas, texturas, volúmenes… abriéndose paso a este mundo.
Esta propuesta que os planteamos hoy será un éxito seguro.


Edad: 0-1 años

Objetivos:
  • Fomentar el desarrollo sensorial mediante la libre manipulación y exploración.
  • Favorecer la coordinación óculo-manual.
  • Estimular la curiosidad del niño o niña.
  • Favorecer la calma y el consuelo en la salida de la dentición.

Materiales:
  • Anillas
  • Cuentas de madera
  • Botones de madera o metal
  • Cascabeles
  • Cordón de cuero, cuerda de cola de ratón o goma elástica de mercería 

Pasos a seguir en la elaboración: 

  1. Seleccionamos los elementos para realizar nuestro sonajero DIY. Optamos siempre por elementos naturales que ofrezcan al bebé una manipulación y exploración a nivel sensorial interesante. Tanto la madera de las anillas y los botones como el metal de los cascabeles producen efectos sonoros atractivos para el bebé y les ayuda en la salida de la dentición.
  2. Fabricamos nuestro sonajero-mordedor con los elementos que hemos elegido. El sonajero tiene que ser suficientemente seguro como para que el bebé pueda agitarlo, golpearlo y morderlo.
  3. Nos aseguramos bien de que el sonajero y los objetos del mismo están bien anudados y de que los elementos no se desprenden. 

 

Presentación: 
Ofrecemos el sonajero al bebé dejando que lo manipule libremente. 

Podemos presentar varios sonajeros (3-4) combinando elementos diversos y os recomendamos colocarlos en el suelo o en un tapete o mantelito individual al que accedan fácilmente.

PINCHA AQUÍ PARA RELLENAR EL FORMULARIO

lunes, 22 de junio de 2020

TALLER DE CONSTRUCCIONES

Con la realización de esta propuesta, queremos que podáis trasladar a vuestras casas, el planteamiento de nuestro Taller de Construcciones de la escuela.

En escuela, el material que se propone en el espacio del taller de construcciones, permite al niño/a una oportunidad para investigar, crear, compartir, retarse y disfrutar que indudablemente le construye como persona autónoma.

Edad: 2-3 años.

Objetivos:

  • Desarrollar habilidades motrices.
  • Aumentar conceptos espaciales.
  • Discriminar cualidades de los objetos: formas y tamaños.
  • Clasificar.
  • Potenciar la organización mental y de planificación (proyecto de acción).
  • Favorecer la lógica y la creatividad.
  • Fomentar el reciclaje y la imaginación.
Materiales:
Recopilamos diferentes materiales de desecho (no estructurado) hasta que tengamos varios objetos de cada elemento. Por ejemplo:
  • Tubos de diferentes tamaños (papel higiénico, film…).
  • Conos o Arandelas de cartón.
  • Botes de metal.
  • Cajas de cartón cuadradas y rectangulares de: móviles, relojes, joyas, briks, zapatos…
  • Botes redondos de cremas hidratantes, latas de atún…
  • Tablas de contrachapado que tengamos por casa.
Preparación: 

Elegimos una zona con espacio libre en el suelo. Colocamos los materiales distribuidos por el espacio y agrupados por características (cuadrados juntos, rectángulos en otro lugar…). Lo presentaremos cuidando la estética, pero sin construir, ya que si les ofrecemos una construcción invitará a la destrucción, y lo que queremos es que sean ellos los que desarrollen su creatividad, construyan y jueguen a lo que quieran, planean y necesitan elaborar.

¿QUÉ HACEMOS?

- Propuestas sencillas, variadas, que permitan múltiples usos y combinaciones.

- Presentamos los materiales: qué hay. Y hablamos con ellos/as de qué pueden hacer con ellos (construir-destruir, hacer caminos, torres ,casas... lo que nos cuenten) y recordar lo que no (hacer daño).

Dejaremos hacer, sin intervenir, respetaremos la actividad autónoma, observando su acción y realizando otra tarea, que nos mantenga ocupados y concentrados, y esto invitará a la niña/o a centrarse en su juego sin necesidad del adulto, pero teniéndolo cerca para sentirse seguro.


El niño/niña le dará distintas posibilidades que ni podríamos imaginar.


Cuando deduzcamos que ha terminado u observemos al niño/a orgulloso y satisfecho con su construcción le preguntaremos ¿cuál es la historia de su construcción?

Y haremos de la recogida un juego:
Con varias bolsas (una por elemento igual) pediremos que busque todos los que son “igual que este” mostraremos uno, y cuando lo encuentre, le expresaremos con palabras, “eso es, vamos a buscar todos los tubos/rectángulos/cuadrados igual que este” de esta forma aumentaremos el vocabulario, los recursos, diferenciar formas geométricas, en definitiva…

APRENDER JUGANDO